El estudio tiene como objetivo conocer y analizar los mensajes que se transmiten a través de los medios de comunicación y redes sociales.

Un estudio, elaborado por INTERECO, confirma la percepción positiva que tienen los ciudadanos y la administración de los productos ecológicos, basándose en el análisis de varias decenas de artículos periodísticos publicados y de cientos de mensajes en redes sociales.

Esta es la principal conclusión del estudio, financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente –MAGRAMA- y que ha permitido analizar los mensajes que se lanzan desde los medios de comunicación, detectar los errores de percepción en los conceptos relacionados con la producción ecológica y proponer una serie de recomendaciones para corregir dichos errores.

El trabajo –“Estudio de Caracterización de la producción ecológica en los medios de comunicación”- tiene como objetivo conocer y analizar los mensajes que se transmite a través de los medios de comunicación y redes sociales, y que llegan a los ciudadanos en torno a la Producción Ecológica. Otro de los objetivos del trabajo es el de detectar los errores de concepto en torno a la Producción Ecológica y proponer las acciones necesarias para subsanar dichos errores.

Según el informe, que ha desarrollado hasta doce conclusiones relacionadas con los mensajes en medios de masas y redes sociales, la percepción positiva de la producción ecológica se une a la identificación con otros términos como rural, natural, orgánico, biológico, o artesano.

SALIDA PROFESIONAL

Otra de las conclusiones del estudio es que la producción ecológica se ve como una salida profesional para colectivos en riesgo de exclusión social, así como una tendencia de personalidades públicas comprometidas con el medio ambiente. En este sentido se señala cómo los personajes públicos utilizan su imagen, unida a la producción ecológica para vender sus productos, que van desde vinos, hasta cosméticos.

También se identifica a los productores ecológicos como nuevos héroes que buscan alinear las necesidades alimenticias de la población con el respeto al medio ambiente y la regeneración de ciudades y del entorno.

PROPUESTAS

El estudio propone una serie de acciones dirigidas a reenfocar y clarificar los conceptos de producción ecológica. Entre ellas destaca la necesidad de que INTERECO desarrolle una labor pedagógica de concienciación sobre lo que significa producción ecológica. En este sentido, desde INTERECO se recuerda que sólo los alimentos certificados cuentan con la garantía de que son ecológicos, cumplen con la normativa europea y han sido controlados por una entidad autorizada para ello.

También se propone el trabajo coordinado entre las entidades de certificación y la propia INTERECO de tal manera que todos los agentes que intervienen en la certificación ecológica desarrollen una labor conjunta.

En este sentido, David Samper, presidente de INTERECO, ha confirmado “la necesidad que tenía el sector de un análisis de estas características para trabajar en la eliminación de ciertos errores de concepto que perjudican a la producción ecológica y a los productores que apuestan por esta forma de agricultura. A partir de ahora –continúa Samper- debemos comenzar ese trabajo de evangelización por el que debemos transmitir a la sociedad que, al adquirir un producto ecológico, debe contar con un sello y una certificación. Solo así se pueden utilizar términos como biológico y orgánico y estará seguro de que cumplen toda la reglamentación tanto nacional como europea”

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies para mejorar los servicios que te ofrecemos.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto