Un estudio desarrollado recientemente en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) destaca que el sistema de producción láctea a través del modelo de ganadería ecológica podría proporcionar beneficios tangibles al inversor que decida introducirse en este sector.

La ganadería ecológica en la producción láctea es una alternativa zootécnica de desarrollo sostenible frente al actual sistema de producción intensiva. Cada año cuenta con más respaldo social, aunque su asentamiento en España sigue siendo inferior en comparación con otros países de Europa -sobre todo nórdicos- debido entre otras razones a la ausencia de datos empíricos que avalen el beneficio de este nuevo sistema sobre el estado de salud de los animales y la calidad de sus producciones, directas (leche) o indirectas (derivados y procesados lácteos).

Según la Tesis Doctoral del veterinario José Antonio Fernández García, 'Cambios metabólicos asociados al sistema de explotación del vacuno de leche', uno de estos beneficios se reflejaría en el estado de salud del animal, especialmente, en el momento más crítico de su vida productiva, favoreciendo una más que probable plasticidad metabólica ante enfermedades que acontecen frecuentemente en el modelo intensivo y que son causa, más que probada, de grandes pérdidas económicas.

Los costes económicos provocados por este tipo de episodios derivan de varios factores, tales como son la necesidad de comprar y dispensar tratamientos, la disminución de la producción láctea y de terneros, o la eliminación temprana de las vacas de alta producción láctea.

“El modelo de ganadería ecológica en la producción de leche podría además constituir a corto-medio plazo, una vía sólida y factible cara a la reestructuración de una parte considerable del sistema lechero de Galicia, al fomentar prácticas productivas acordes a la naturaleza del animal”, señala en su Tesis Fernández García.

Así, según la misma fuente, independientemente de que se trate de granjas ecológicas, tradicionales o intensivas, el hecho de extremar los cuidados en el manejo y bienestar de los animales contribuye de forma notable a mejorar el estado sanitario y productivo de los mismos y permite también disminuir la presencia de enfermedades metabólicas, reproductivas o infecto-contagiosas.

En todo caso, el cuidado de la implantación de varios factores, entre los que es necesario tener en cuenta la raza, así como la alimentación o el control de la producción "son los que deparan granjas con buenos o malos resultados".

A la espera de que el Magrama publique los datos de ganadería ecológica del pasado año, en España durante 2012 se registraron 91 granjas ecológicas de bovino de leche, con un total de 4.802 cabezas. Galicia posee el mayor número de explotaciones (38) seguido de Asturias y Cantabria.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies para mejorar los servicios que te ofrecemos.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto