La ganadería ecológica, y concretamente la porcina, ha experimentado un aumento constante en toda Europa en los últimos años, sumándose al resto de productos ganaderos diferenciados que los consumidores pueden disfrutar en la actualidad y que cada vez tienen una mayor demanda.

En palabras del investigador de la Universitat Autònoma de Barcelona –UAB-, Edgar García Manzanilla, estos productos presentan ventajas respecto al producto convencional como puede ser un menor uso de antibióticos durante el ciclo de producción. Aunque, según apunta la misma fuente, otras ventajas propuestas de estas producción, como una mejor calidad organoléptica o nutricional, son más controvertidas.

 En España, el número de explotaciones de ganadería ecológica también ha aumentado de forma importante alcanzado cerca de 6.000 granjas en 2012; no obstante, en lo que se refiere al ganado porcino ecológico las cifras aún están lejos de las de otros países europeos como Alemania, que en el año 2011 pasaba de los 250.000 cerdos ecológicos mientras que en España ese mismo año no se llegaba a los 10.000.

 Según ha publicado Edgar García Manzanilla en la revista técnica Suis, las razones de estas diferencias de producción entre países probablemente estén relacionadas con la voluntad del consumidor de adquirir este tipo de productos en cada país.

  “Así, Alemania y Francia son capaces de absorber la producción de cerdo ecológico de otros países, mientras que en España los productores pueden tener problemas en algunos casos para vender su producto”, señala García.

 Por otro lado, en el caso del porcino en España, la introducción de productos de cerdo ecológico puede ser especialmente difícil por la existencia de productos que pueden competir por el mismo nicho de mercado como puede ser el cerdo Ibérico. Este problema ya se ha detectado en Francia con el caso del pollo label rouge.

SALVAR BARRERAS
Además del reto de la comercialización, la legislación que regula la producción ecológica conlleva otros desafíos para el futuro. Actualmente, uno de los problemas más importantes en la ganadería ecológica, especialmente en los sectores porcino y avícola, es la falta de fuentes proteicas de origen ecológico como exige la normativa.

 “En cualquier caso, actualmente la ganadería ecológica es un sector muy dinámico que aporta muchas soluciones técnicas innovadoras, algunas de las cuales serán incluso exportadas a la producción convencional como es el caso de los diseños de paridera sin jaulas para las cerdas en lactación”, explica el investigador de la UAB.

 Asimismo, todos estos retos sólo serán superados si este sector se organiza y comparte experiencias para mejorar en todos sus aspectos de la mejor manera posible. En respuesta a esta necesidad, la Generalitat de Cataluña organizó el pasado 13-14 de diciembre en Manresa el `1er Simposio sobre Ganadería Ecológica en Cataluña´ en el que participaron más de 200 personas incluyendo productores, asesores, certificadores y estudiantes.

 En palabras de Edgar García, está claro que el camino por recorrer en la ganadería ecológica, y en particular en la porcicultura ecológica, es aún largo; sin embargo, esta producción ya ha empezado su andadura y seguramente en un futuro será una opción muy interesante de producción y consumo en nuestro país.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies para mejorar los servicios que te ofrecemos.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto