Como respuesta a las necesidades de consumidores y operadores ecológicos, la Comisión Europea -CE- ha publicado nuevas propuestas para un nuevo Reglamento sobre la producción y el etiquetado de productos orgánicos, que pretende superar las deficiencias del sistema actual.

Según comunican fuentes de la CE, el mercado ecológico de la Unión Europea se ha cuadruplicado en los últimos diez años y es preciso actualizar y adaptar las normas para que el sector pueda seguir desarrollándose y responder a los desafíos futuros.

En esta línea, Dacian Cioloș, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, declaraba ayer en rueda de prensa que la Comisión busca ampliar y mejorar la agricultura ecológica de la UE consolidando la confianza de los consumidores en los productos ecológicos y eliminando los obstáculos que se oponen al desarrollo de este sector.

“Este conjunto de medidas es bueno para los consumidores y para los agricultores”, apuntaba Ciolos y seguía diciendo: “los primeros tendrán mayores garantías sobre los alimentos ecológicos producidos y vendidos en la UE; y los productores y minoristas podrán acceder a un mercado más amplio, en la UE y fuera de ella”.

Una consulta pública realizada por la CE en 2013 despertó un gran interés en los ciudadanos (45.000 respuestas obtenidas), y puso de relieve las preocupaciones por cuestiones relacionadas con el medio ambiente y la calidad de los alimentos; así como permitió conocer la existencia de una clara demanda en toda la UE en favor de unas normas más estrictas y uniformes sobre la agricultura ecológica.

Objetivos principales

La propuesta presentada ayer persigue tres objetivos principales: mantener la confianza de los consumidores, mantener la confianza de los productores y facilitar a los agricultores la conversión a producción ecológica.

En concreto, la Comisión propone reforzar y armonizar las normas, tanto en la Unión Europea como con respecto a los productos importados, eliminando muchas de las excepciones actuales en materia de producción y control; así como reforzar los controles basándolos en el riesgo y facilitar a los pequeños agricultores el paso a la agricultura ecológica permitiéndoles adherirse a un sistema de certificación de grupo.

Por otro lado, también se pretende con esta propuesta abordar mejor la dimensión internacional del comercio de productos bio incorporando nuevas disposiciones sobre las exportaciones; y por último simplificar la legislación para reducir los costes administrativos de los agricultores y mejorar la transparencia.

Plan de acción

Para ayudar a los productores ecológicos y los minoristas a adaptarse a los cambios estratégicos propuestos y afrontar los retos futuros, la Comisión también ha aprobado un plan de acción sobre el futuro de la producción ecológica en Europa.

Este plan prevé que se informe mejor a los agricultores sobre las iniciativas de desarrollo rural y de política agrícola de la UE que fomenten la agricultura ecológica, que se refuercen los vínculos entre los proyectos de investigación e innovación de la UE y la producción ecológica; así como se estimule el consumo de alimentos ecológicos, por ejemplo, en las escuelas.

La propuesta, que deberá presentarse ahora al Parlamento Europeo y al Consejo, se basa en los resultados de un amplio proceso de consulta que se inició en 2012 y que incluía una serie de reuniones con expertos internacionales y de la UE sobre la producción ecológica.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies para mejorar los servicios que te ofrecemos.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto