Los consumidores gallegos conocen cada vez más la variedad de alimentos orgánicos y los identifican como más saludables. Así lo indica el 2º Barómetro `Percepción y consumo de alimentos ecológicos en Galicia´ presentado recientemente por el Craega, y que destaca un crecimiento del 20% en el consumo de este tipo de productos en la Comunidad desde el año 2010.

El estudio se ha llevado a finales de 2013 a través de 1.139 encuestas sobre alimentos bio y hábitos de consumo a personas empadronadas en Galicia de más de 18 años de edad. Los resultados obtenidos se han comparado con los obtenidos en el anterior Barómetro realizado en 2010.

“Desde hace tres años la tendencia ha sido positiva en términos del conocimiento de los alimentos orgánicos certificados; aunque casi el 80% de los consumidores aún no los asocia con ningún logotipo”, comunican fuentes del Craega.

En esta línea, el 70% de los consumidores encuestados identifica estos productos principalmente por ser más sanos, sin aditivos o pesticidas químicos; y valoran como muy importante el origen de los mismos (60%) y la calidad (85%).

“Con respecto a 2010 se ha fortaleció la idea de que una mayor calidad proviene de un alimento que se ha producido en el ámbito local o nacional”, señalan las mismas fuentes.

Productos más vendidos

A pesar de que el consumo de alimentos bio aún no es representativo en Galicia, el 70% de los consumidores encuestados afirma consumir al menos una vez al mes este tipo de productos, principalmente frutas, verduras y productos lácteos.

“También ha crecido considerablemente en los últimos años el consumo de conservas con ingredientes de cultivo ecológico o el mejillón ecológico gallego; un sector pionero en España con cada vez más bateas certificadas”, explica a Ecosectores José Antonio Fernández, director del Craega.

A la hora de adquirir alimentos bio, los consumidores gallegos suelen comprar este tipo de productos en hipermercados (60%), grandes superficies y tiendas tradicionales. Aunque un porcentaje importante (70%) considera aún escasa su presencia en los establecimientos, “concretamente la carne ecológica es un producto demandado y que hay en pocas tiendas”.

Por otro lado, una gran mayoría de los encuestados opina que también aún tienen poca presencia en la restauración y hostelería; y un 70% asegura no haber visto ninguna publicidad de productos ecológicos en los medios de información.

No obstante, el principal hándicap para los consumidores sigue siendo la diferencia de precio del producto ecológico con el convencional. Así, según el Barómetro más del 80% de los gallegos estarían dispuestos a aumentar su consumo de alimentos orgánicos siempre y cuando el precio se reduzca.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies para mejorar los servicios que te ofrecemos.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto