Para entender lo que un cliente necesita es vital escuchar sus necesidades y su punto de vista de la situación. Dedicándole el tiempo necesario, y reunidos en nuestra oficina o en las instalaciones del cliente, sea una granja, una parcela, o sus oficinas, recabamos todos los datos que nos ayuden a entenderlo y a satisfacer sus necesidades.

Somos conocedores de la dinámica de los mercados y producción de los alimentos de calidad certificada, y en este primer contacto ya podemos avanzar nuestra valoración del caso, los puntos críticos observados y dependiendo del caso, definimos los pasos necesarios para actuar eficazmente.

 

Analizamos la viabilidad de los casos y su posibilidad de éxito, y todas las actuaciones a llevar a cabo, junto con un presupuesto y las ayudas y subvenciones si las hubiere. También asesoramos en la necesidad o no de crear nuevas sociedades o altas de autónomos, para poder llevar a cabo una actividad económica de la manera más rentable.

Consideramos muy importante que cualquier inicio o potenciación de una actividad económica debe ir apoyada por un estudio técnico y económico: el plan de negocio o plan de empresa . En él se recogen las fases del proyecto, y un análisis económico detallado. Si bien creemos que lo verdaderamente importante en cada proyecto son sus promotores.

Desde este punto, y en función de las necesidades de cada cliente y proyecto, podemos realizar otros servicios, como el desarrollo de nuevos productos, creación, diseño y registro de marcas de alimentos y productos, estudios de mercado, formación, proyectos de I+D+i y cualquier otro que se considerara necesario. Para ello buscamos el refuerzo de empresas e instituciones especializadas en su área y que puedan aportar lo que cada proyecto necesita.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar los servicios que te ofrecemos.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto